De paradero indígena a pueblo de pescadores, de Villa Ituzaingó a Punta del Este, de Principal Balneario a Ciudad Balneario.
Ofreció desde su riqueza, desde su tierra, desde su mar, producción, industria y desarrollo a los primeros valientes!
Sedujo por su belleza, invitó a cruzar sus arenas, a una experiencia sin igual, a poblarla, forestarla, construirla para vivirla y para ser visitada.
Veneró sus primeras casas, primera escuela, primera iglesia, primer hotel, primer club nautico, primeros profesionales, comerciantes, empresarios, artistas, ofreciendo espacio y calidad de vida, oportunidades y desarrollo desde entonces, al día de hoy.
Crece a ritmo, acorde a de las circunstancias, crece a lo largo, ancho y alto de su capacidad física, de su capital humano, del vuelo de quienes la descubren y conquistan, de sus posibilidades y las del entorno que presta más espacio, más tierra, más belleza y se abre al desarrollo sin límites que proyecta Punta del Este en sus 115 años de vida!     Crédito: foto de Frank Spinosa Cattela

Protagonista en la gestión de Punta del Este, Martin Laventure llegó para quedarse sin imaginar que Punta del Este se quedaría en él y dependería de él en distintas áeras.
El sueño de una vida y una familia cumplido, se transformó en un debe que día a día devuelve con atención y dedicación.
Participó de muchas instituciones que hacen a la historia del lugar, conoció realidades desde lo público y lo privado, presidió la Liga de Fomento de Punta del Este, fué Edil, fué el Primer Alcalde de Punta del Este, fué Director de Deportes, es nuestro Director General de Turismo, y expresa: “Estoy donde quiero estar, en el mejor lugar del mundo viviendo el presente y co-creando el futuro que todos los puntaesteños de corazón nos merecemos” Celebremos!