El don de relacionarme?
No lo hubiera imaginado!

Era tan tímida que no me animaba ni a hablar.
Me dio mucho trabajo salir del caparazón en el que me resguardé hasta mi juventud.

Tuve mucha suerte de encontrarme y rodearme de gente buena que me ayudó a sentirme segura y a confiar. Fui incursionando en lo laboral y en lo social, avanzando, combinando trabajo con relaciones y retroalimentando estas áreas, acompasadas una con la otra.

Hoy sé que a dónde voy me siguen, donde estoy reúno gente a mi alrededor. No se si se da naturalmente o si es el resultado de la responsabilidad y la pasión con la que he trabajado, no solo por contrato sino también por el gusto de comunicar y de compartir.

Soledad Parodi – SP Imagen – Agenda Punta del Este