Les voy a hablar de belleza bajo la premisa: “respetar nuestra esencia personal y apreciar la belleza externa como reflejo de nuestro interior”.

Como artista y profesional del maquillaje, apasionada por el color y las formas, me han rechinado siempre los cánones de belleza impulsados por los medios y la industria, según los cuales las mujeres tendríamos que encajar en ciertos parámetros físicos para ser consideradas bellas.

Esa “incomodidad”, me fue llevando a comprender el maquillaje, poderosa herramienta para el embellecimiento, y a definirme dentro de una línea por elección propia, aplicándolo para realzar rasgos propios y revelar la mejor versión de quien me contrata.

Gracias a la gran notoriedad de figuras como Lady Gaga, Beyoncé, Jennifer Lopez, Rihanna, Alicia Keys, entre otras, el concepto de belleza está cambiando y volviéndose más inclusivo.

Rihanna, por ejemplo, con su línea de maquillaje Fenty Beauty está sacudiendo nada menos que al monstruo de la industria cosmética mundial, al ser la primera marca de consumo masivo en la historia en lograr una propuesta de color que abarca todas las etnias.

Alicia Keys también hizo su aporte cuando hace un par de años decidió dejar de “someterse” al mandato de llevar maquillaje en entregas de premios o en sus apariciones en TV. Ella misma cuenta que todo surgió luego de conocer a la fotógrafa que trabajó para la tapa de su último disco, quien pidió que le permitiera fotografiarla tal cual estaba recién llegada del gimnasio, con un turbante en la cabeza y ni una gota de maquillaje. Confesó que al principio se sintió algo incómoda pero cuando vio los resultados quedó encantada. A partir de ése momento, comenzó a centrar su rutina de belleza en el cuidado de su piel y alimentación, lo cual hace que la veamos siempre radiante, con poco o nada de maquillaje.

El único mandato que atender respecto al maquillaje, es la libertad de su uso, jugar con las tendencias o simplemente priorizar ser como somos, brillar con luz propia,.. porque la belleza nos ha sido dada desde el momento mismo de nuestra creación!